Cabo Polonio

banner
banner

El Parque Nacional Cabo Polonio es un área de sugerente belleza paisajistica, que aún conserva características típicas del paisaje de la costa atlántica uruguaya, previo al proceso de transformación que se inició a mediados del siglo XX por la expansión del modelo urbano-turístico tradicional. Esta área costero marina posee una gran heterogeneidad de ambientes naturales, que incluye playas arenosas, puntas rocosas, dunas, bosque nativo costero, pequeños humedales, ambientes oceánicos e islas. Muchos de estos ecosistemas son prioritarios para el SNAP, dada su distribución restringida en el territorio uruguayo (ecosistemas raros). El componente más destacado -por su singularidad- es el sistema dunar de Cabo Polonio, que constituye el remanente más extenso de una faja arenosa que se extendía antiguamente a lo largo de nuestra costa. Es una de las pocas áreas de dunas móviles de la región, con zonas que superan los 20 metros de altura.
El Parque Nacional Cabo Polonio alberga varias especies prioritarias para el SNAP, incluyendo especies en peligro o amenazadas de extinción (como el sapito de Darwin), especies vegetales y animales con distribución restringida (como la banana do mato, la rana de cuatro ojos y la tortuga de canaleta) y especies migratorias de importancia regional y global (como gaviotines, ballena franca austral y tortuga verde). También comprende sitios clave para el ciclo anual de crustáceos de interés comercial (como camarón rosado, camarón marino y langostino de mar), y para la cría y alimentación de más de 47 especies de peces (tiburón gatuso, corvina, brótola, pejerrey). En sus islas se localiza casi la mitad de las poblaciones de lobo marino fino y león marino de Uruguay. Sus áreas son utilizadas para la reproducción y la cría de estas especies. La zona rocosa del cabo alberga el único asentamiento continental de lobo fino del país y ofrece una oportunidad única para observar de cerca a estos animales.

Valores culturales

Asociados a los distintos ambientes del área existe una serie de sitios de alto interés para la conservación del patrimonio cultural de la nación. Desde el punto de vista arqueológico Cabo Polonio y su entorno fueron ocupados por sociedades prehistóricas hace aproximadamente 11.000 años, hasta la llegada de las sociedades europeas. Desde el punto de vista histórico, el cerro de la Buena Vista (punto más alto del área) sirvió de límite entre los imperios de España y Portugal entre 1750 y 1777 según el Tratado de Madrid.
El patrimonio arqueológico subacuático aún no ha sido estudiado y reviste un especial interés por estar signado por numerosos naufragios. El poblado de Cabo Polonio, donde hoy viven unas 70 personas, tuvo su origen en el Siglo XIX, en torno a la explotación de lobos marinos. Pescadores artesanales que concurrían al lugar para participar en las loberías zafrales -suspendidas desde 1991- se asentaron en lugares cercanos a la planta de faena. Durante el verano, se suma un importante número de residentes temporales y visitantes.

Ver como
Ordenar por
Cantidad por página :